SOBRE NOSOTROS

  • Facebook Clean
  • Myspace Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean

A inicio  de la década de los 80, surge  un  crecimiento  en las iglesias cristianas en nuestra nación.  Cada vez eran más los hombres y mujeres que necesitaban de Dios, y le buscaban de corazón.

 

Dada esta necesidad, se inició un grupo de estudio bíblico y oración, dirigido por la  pastora Raquel de Harris,  en casa de la Hna. Lucía de Docatti, quién agrupando a sus amigas y allegados,  formaliza un día de reunión en su apartamento ubicado en Avenida Justo Arosemena.

 

Durante esos primeros meses, se añadieron al grupo tanto hombres como mujeres, además de un pequeño grupo de niños, surgiendo entonces la necesidad de formalizar un poco más la estructura existente. Se organizó un tiempo de estudio dominical para niños, como también para adultos. Pasamos de una reunión semanal, a  realizar una más los días domingo.

 

Poco tiempo después, fue necesario ubicar otro lugar para reunirnos, pues se nos hizo pequeño el espacio, y es así cuando  nos mudamos al área de  San Francisco. Una hermosa casa, la cual fue remodelada y ajustada a las necesidades del grupo en crecimiento. Un par de años más tarde nos mudamos nuevamente, y llegamos hasta el local en el cual nos congregamos hoy.

 

Hemos  bendecido a la comunidad, nacional por medio de distintos programas,  dirigidos a niños, jóvenes y familias; predicación en las cárceles, comedores, giras misioneras  y misiones internacionales.

 

 A  partir del año 1999  los pastores Hiram y Margie Harris, asumen el reto de dirigir la Iglesia, llevando el ministerio a un nuevo nivel  de trabajo con la Iglesia Nacional de Panamá y Ministerios Internacionales.  Hoy se ha extendido el mensaje a través de nuestras iglesias en Chepo y en República Dominicana. Apoyamos la extensión del Reino de Dios en España, Sri Lanka, India y Uruguay.

 

Damos sinceras gracias al Señor, pues ha sido bueno, ha sido fiel. Damos gracias por las personas que forman parte de esta familia local, y de aquellos que son parte del equipo de trabajo en cada uno  de los ministerios.

 

¡Gracias Señor…!